Skip to main content

LA NUEVA FORMA DE TRATAR LA DIABETES Y OBESIDAD

Saxenda, cuyo componente activo es la liraglutida o liraglutide, se ha convertido en un nombre ampliamente reconocido a nivel mundial entre los tratamientos para la diabetes tipo 2 y la pérdida de peso, en los últimos años. 

Este medicamento, avalado en México por la COFEPRIS y en EUA por la FDA (Food and Drug Administration), ofrece múltiples beneficios que además de ayudar a controlar los niveles de azúcar en sangre, también contribuyen a la pérdida de peso y a la salud cardiovascular.

 

¿Para qué sirve la liraglutida o liraglutide?

Este medicamento inyectable -bajo prescripción médica- pertenece a una clase de fármacos llamados agonistas del receptor GLP-1 (péptido similar al glucagón-1), que imitan la función de una hormona producida naturalmente en nuestro intestino cuando comemos. Originalmente la liraglutida fue desarrollada para el tratamiento de la diabetes tipo 2 ayudando a estimular al páncreas a producir insulina, bajo el nombre comercial de Victoza.

Después de diversos estudios clínicos, se observó que tenía también efectos positivos en la pérdida de peso,cuando se acompañaban de ajustes en la alimentación y actividad física. Esto gracias a diferentes beneficios, entre ellos inhibir antojos y generar sensación de saciedad. Fue entonces que se decidió aprobar su uso para tratar la obesidad, cambiando su nombre comercial a Saxenda®.

¿Para qué sirve la liraglutida (Saxenda)?

Los usos de la Liraglutida varían dependiendo del nombre comercial bajo el cual el médico especialista la prescriba. Cuando es bajo el nombre de Victoza, está principalmente indicada para el tratamiento de la diabetes tipo 2; particularmente en pacientes que no han logrado un control adecuado de glucosa con otros medicamentos.

Por otro lado, bajo el nombre de Saxenda, la liraglutida se utiliza para el control de peso en adultos que tienen un (IMC) índice de masa corporal de 30 o mayor (obesidad), o en adultos con un IMC de 27 o mayor (sobrepeso) que también tienen una afección de la salud como puede ser: hipertensión arterial, diabetes tipo 2, o dislipidemia

Si tienes un IMC arriba de 30 es considerada obesidad. Te ayudamos a perder peso y cuidar tu salud.

Para evitar cualquier rebote o mal respuesta del medicamento, Saxenda debe siempre acompañarse de un plan de alimentación personalizado y de actividad física, que aumente su efectividad en la pérdida de peso y el mantenimiento de éste a largo plazo.

¿Cómo funciona la Liraglutida?

Como ya mencionamos antes, la liraglutida imita una hormona natural en el cuerpo llamada GLP-1, que se libera en respuesta a la ingesta de alimentos. Esta hormona ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre estimulando la liberación de insulina y reduciendo la producción de glucagón, entre muchas otras funciones. 

La liraglutida ayuda además a alentar el vaciamiento gástrico, lo que puede hacer que te sientas lleno por más tiempo. Esto se traduce en una menor porción de alimentos y en una disminución de antojos. 

Beneficios de la Liraglutida

Además de sus efectos en el control del azúcar en sangre y la pérdida de peso, la Liraglutida también ha demostrado beneficios en la salud cardiovascular. Estudios han encontrado que Saxenda ha mostrado mejoras en la salud cardiovascular al reducir los factores de riesgo asociados con la obesidad, como el colesterol y la presión arterial.

Uno de los beneficios más significativos de la Liraglutida es su capacidad para controlar los niveles de azúcar en sangre. Al aumentar la liberación de insulina y disminuir la producción de glucagón, ayuda a mantener los niveles de glucosa dentro de un rango saludable.

Salud cardiovascular

Se ha encontrado que Liraglutida también ofrece beneficios cardiovasculares. Primero, al mejorar el control glucémico en pacientes con diabetes tipo 2, reduce el riesgo de complicaciones cardiovasculares asociadas con niveles crónicamente elevados de glucosa en sangre.

Segundo, disminuye la presión arterial, un factor de riesgo significativo para enfermedades cardíacas. Estudios clínicos han demostrado que los pacientes que toman Liraglutida tienen reducciones notables en la presión arterial sistólica.

Tercero, la Liraglutida mejora el perfil lipídico, reduciendo los niveles de colesterol LDL (colesterol "malo") y triglicéridos, mientras que puede aumentar ligeramente el colesterol HDL (colesterol "bueno").

Por último, al promover la pérdida de peso sostenida, disminuye el esfuerzo sobre el corazón y mejora la función cardiovascular en general. Todos estos factores combinados contribuyen a una mejor salud cardiovascular y a la reducción del riesgo de eventos cardíacos mayores.

Perder peso ejemplo 

¿Qué efectos secundarios tiene la Liraglutida (Saxenda)?

Como cualquier medicamento, la liraglutida puede causar efectos secundarios. Entre los más comunes incluyen náuseas, vómitos, diarrea y constipación. Estos efectos suelen ser temporales y pueden disminuir a medida que el cuerpo se adapta al medicamento.

Cabe destacar que cuando hay acompañamiento de médicos especialistas, estos efectos se reducen y se controlan hasta que el paciente se adapte de la mejor manera al tratamiento. 

Efectos secundarios menos comunes

Algunos pacientes pueden experimentar efectos secundarios menos comunes, como dolores de cabeza, fatiga, y reacciones en el sitio de inyección como enrojecimiento o picazón. Es importante monitorear estos síntomas y reportarlos a su proveedor de atención médica para determinar si es necesario ajustar la dosis o cambiar el tratamiento.

No olvides mencionar cualquier síntoma fuera de lo normal a tu médico encargado para hacer ajustes en tus dosis o incluso, suspender el uso del medicamento. 

¿Quién no debe usar Liraglutida (Saxenda)

El uso de Liraglutida no se recomienda en personas con antecedentes personales o familiares de carcinoma medular de tiroides (CMT) o neoplasia endocrina múltiple tipo 2 (MEN 2) debido a estudios preclínicos en roedores que mostraron un incremento en el riesgo de desarrollar cáncer medular de tiroides.

Aunque estos resultados no se han observado consistentemente en humanos, las precauciones se toman para minimizar cualquier posible riesgo. Además, las personas con estas condiciones tienen un riesgo intrínsecamente mayor de desarrollar ciertos tipos de cáncer, y se considera que la Liraglutida podría potencialmente agravar esta predisposición genética.

Por lo tanto, siempre es crucial discutir cualquier historial médico relevante con un profesional de la salud antes de comenzar el tratamiento con Liraglutida para asegurar que es la opción adecuada y segura.

¿Te gustaría bajar de peso y mejorar tu salud? Conoce nuestros tratamientos eficaces con apoyo de GLP-1.

Evitar el uso durante el embarazo o lactancia

El uso de Liraglutida durante el embarazo y la lactancia requiere una evaluación cuidadosa de los riesgos y beneficios. Actualmente, no hay suficientes estudios en humanos sobre la seguridad de la Liraglutida en mujeres embarazadas. Estudios en animales han mostrado efectos adversos en el desarrollo del feto, por lo cual se recomienda evitar el uso de Liraglutida durante el embarazo a menos que sea absolutamente necesario y bajo la estricta supervisión de un profesional de la salud.

En cuanto a la lactancia, no se sabe si Liraglutida se excreta en la leche materna. Dado que muchos medicamentos pueden pasar a la leche materna y potencialmente afectar al lactante, se aconseja precaución.

Las madres lactantes deben discutir los posibles riesgos y beneficios con su proveedor de atención médica antes de tomar Liraglutida. En muchos casos, puede ser necesario optar por una alternativa más segura durante este período.

¿Saxenda se puede mezclar con otros medicamentos?

Es esencial informar a tu médico sobre todos los medicamentos que estás tomando antes de comenzar el tratamiento con Liraglutida, incluidos los medicamentos de venta libre, suplementos dietéticos y productos de herbolaria. Liraglutida puede interactuar con otros fármacos y afectar la forma en que estos actúan, o bien, otros medicamentos pueden influir en la eficacia de Liraglutida.

Interacciones con medicamentos comunes

  1. Medicamentos para la diabetes: Liraglutida puede usarse en combinación con otros medicamentos para la diabetes, como la insulina o las sulfonilureas, pero es importante monitorear los niveles de glucosa en sangre estrechamente para evitar hipoglucemia.
  2. Antibióticos: Algunos antibióticos pueden alterar la eficacia de Liraglutida o aumentar sus efectos secundarios.
  3. Anticoagulantes: Si tomas anticoagulantes como la warfarina, puede ser necesario ajustar la dosis y realizar un seguimiento regular de los niveles de coagulación.
  4. Medicamentos para el corazón: Medicamentos como los betabloqueantes pueden enmascarar los síntomas de hipoglucemia, por lo que es vital llevar un control exhaustivo del azúcar en sangre.
  5. Antiinflamatorios no esteroides (AINEs): Estos pueden afectar la función renal y, cuando se combinan con Liraglutida, deben utilizarse cautelosamente.

Otros hábitos a considerar en un tratamiento con Saxenda…

  • Consumo de alcohol: Consumir alcohol mientras tomas Liraglutida puede aumentar el riesgo de hipoglucemia y debe hacerse con moderación.
  • Consumo de comidas y bebidas: Aunque Liraglutida puede aplicarse con o sin alimentos, es ideal mantener una alimentación equilibrada y saludable para maximizar los beneficios del medicamento.

Consejos para que Saxenda sea lo más efectivo posible: 

  • Consulta Regular: Realizar visitas regulares al médico ayudará a ajustar cualquier medicamento para evitar interacciones adversas.
  • Comunicación Estricta: Informar de cualquier nuevo medicamento o suplemento a tu médico es crucial para manejo adecuado del tratamiento con Liraglutida.
  • Monitorización de síntomas: Estar atento a cualquier síntoma inusual y reportarlo de inmediato puede ayudar a identificar y manejar interacciones de manera temprana.

El manejo adecuado de las interacciones con Liraglutida asegura una mayor eficacia del tratamiento y minimiza los riesgos. Siempre sigue los consejos de tu profesional de salud para mantener tu régimen de tratamiento seguro y efectivo.

Medicinas y liraglutida

¿Cuál es la dosis adecuada de Saxenda? 

La farmacocinética de la Liraglutida se caracteriza por una absorción lenta y sostenida que permite su administración una vez al día. Después de una inyección subcutánea, la Liraglutida alcanza su concentración máxima en plasma aproximadamente entre 8 a 12 horas.

Su biodisponibilidad es alrededor del 55%. La Liraglutida se une a las proteínas plasmáticas en gran medida, aproximadamente un 98%, lo que contribuye a su prolongada durabilidad en el cuerpo.

Metabolismo y eliminación

La Liraglutida es metabolizada de manera similar a las proteínas grandes, sin que haya un órgano específico predominantemente responsable.

La eliminación de este medicamento se produce principalmente a través de catabolismo proteolítico, donde los productos de degradación se eliminan a través de los sistemas excretores del organismo sin que se observen metabolitos específicos en plasma o en orina.

La vida media de la Liraglutida es de aproximadamente 13 horas, permitiendo su administración diaria sin el riesgo de acumulación significativa.

Factores que afectan la farmacocinética

La farmacocinética de la Liraglutida puede verse influenciada por varios factores como la edad, el sexo, la raza y el índice de masa corporal (IMC). Sin embargo, estos factores no requieren un ajuste de dosis específico.

Estudios clínicos han demostrado que la farmacocinética del medicamento es similar en pacientes de diferentes demografías, lo cual sugiere una amplia aplicabilidad sin necesidad de personalización excesiva de las dosis.

Siempre es crucial consultar con un profesional de la salud para comprender completamente cómo estos factores pueden influir en la farmacocinética de la Liraglutida en el contexto individual de cada paciente.

Cuando es para el manejo del peso

En el tratamiento de la obesidad (Saxenda), la dosis de inicio también es de 0,6 mg diarios durante una semana. Posteriormente, la dosis se incrementa semanalmente en incrementos de 0,6 mg hasta alcanzar la dosis de mantenimiento recomendada de 3,0 mg diarios. Este esquema de dosis escalonadas permite a los pacientes adaptarse al medicamento y minimiza los efectos secundarios.

Consideraciones Especiales

Es importante que la Liraglutida se inyecte en momentos consistentes cada día, preferiblemente a la misma hora sin importar las comidas. La inyección se puede administrar en el abdomen, muslo, o brazo superior.

Si se olvida una dosis, debe tomarse tan pronto como sea posible dentro de las 12 horas siguientes a la hora prevista, de lo contrario, se debe omitir esa dosis y reanudar el programa habitual al día siguiente. Nunca deben administrarse dos dosis al mismo tiempo para compensar una dosis olvidada.

¿Cómo se aplica la Liraglutida?

La Liraglutida se administra mediante una inyección subcutánea. Es crucial seguir las instrucciones proporcionadas por el profesional de salud para asegurar una aplicación adecuada y maximizar los beneficios del medicamento. A continuación, se describe el proceso general para la aplicación de Liraglutida:

  1. Preparación:
    Lávate las manos con agua y jabón antes de manipular el medicamento.
    Inspecciona la solución dentro del inyector; debe ser transparente y sin partículas. No utilices el inyector si la solución está turbia o contiene partículas.
  2. Selección del Sitio de Inyección:
    Las áreas recomendadas para la inyección son el abdomen, el muslo, o el brazo superior. Es importante rotar el sitio de inyección con cada dosis para evitar irritación en un mismo lugar.
  3. Administración de la Inyección:
    Limpia el sitio de inyección con un algodón con alcohol y deja que se seque.
    Inserta la aguja en un ángulo de 90 grados asegurándote de que toda la longitud de la aguja esté dentro de la piel.
    Presiona el émbolo del inyector para administrar la dosis completa del medicamento.
    Retira la aguja y desecha el inyector en un contenedor de objetos punzocortantes.
  4. Después de la Inyección:
    No frotes el sitio de inyección después de la administración para evitar irritación.
    Guarda el inyector restante en el refrigerador a una temperatura entre 2°C y 8°C. No congeles el medicamento y manténlo en su envase original para protegerlo de la luz.

Inyeccion en abdomen

Consejos Adicionales

  • Siempre revisa la fecha de caducidad del medicamento antes de usarlo.
  • No compartas tu inyector de Liraglutida con otras personas, incluso si la aguja ha sido cambiada.
  • Si experimentas cualquier efecto secundario grave o reacción alérgica, busca atención médica de inmediato.
  • Sigue las instrucciones para garantizar la seguridad y eficacia de la Liraglutida. Consulta a tu médico para demostraciones prácticas y resolver dudas sobre su administración.

¿Cuánto tiempo tarda en hacer efecto la Liraglutida?

El tiempo que tarda la Liraglutida en hacer efecto puede variar según el objetivo del tratamiento. En el caso del manejo de la glucosa en la diabetes tipo 2, algunos pacientes pueden empezar a notar una mejora en el control de sus niveles de glucosa en sangre en pocos días, aunque el efecto completo puede tardar varias semanas en alcanzarse.

Para el tratamiento de la obesidad y el manejo del peso, los pacientes pueden esperar comenzar a ver cambios en su apetito y peso corporal en las primeras semanas de uso continuo. Sin embargo, es importante recordar que la respuesta al tratamiento puede ser diferente para cada persona y que se debe seguir usando Liraglutida según las indicaciones del médico para mantener sus beneficios a largo plazo.

¿Durante cuánto tiempo se recomienda la administración de Liraglutida?

La duración del tratamiento con Liraglutida puede variar en función de la condición que se esté tratando y la respuesta individual de cada paciente. En el contexto del manejo del peso, la duración del tratamiento dependerá de los objetivos de pérdida de peso del paciente y de cómo responde al medicamento. En muchos casos, Liraglutida se puede usar mientras se sigan observando beneficios clínicos en términos de reducción de peso y mejoras en comorbilidades asociadas al sobrepeso u obesidad.

Al igual que con la diabetes, la continuación del tratamiento debe ser revisada periódicamente por un profesional de la salud, quien ajustará la duración según la evolución y necesidades del paciente. Siempre es fundamental consultar con el médico para determinar el tiempo apropiado para la administración de Liraglutida y para realizar cualquier ajuste necesario en el plan de tratamiento.

¿Qué sucede cuando dejas de administrarte Liraglutida? ¿Existe un efecto rebote?

La interrupción del tratamiento con Liraglutida puede tener varias consecuencias dependiendo de la condición que se está tratando y la duración del uso del medicamento. En pacientes que lo utilizan para el manejo de su peso, la interrupción del tratamiento puede llevar a una reversión parcial de los beneficios obtenidos, como aumento de apetito y eventual recuperación del peso perdido.

Este fenómeno, conocido como efecto rebote, ocurre porque Liraglutida ayuda a controlar el apetito y reducir la ingesta calórica, y sin el apoyo del medicamento, los pacientes pueden experimentar un regreso a patrones alimenticios previos.

Para minimizar estos efectos adversos al suspender Liraglutida, es crucial hacerlo bajo la supervisión de un médico. El profesional de salud puede proporcionar un plan para la transición, que puede incluir cambios en la dieta, el aumento de la actividad física, o el ajuste de otros medicamentos.

Mantener hábitos saludables es fundamental para conservar los beneficios logrados durante el tratamiento con Liraglutida.

¿Cuánto cuesta la Liraglutida?

El costo de la Liraglutida puede variar significativamente dependiendo de varios factores, incluyendo el país, la farmacia, la cobertura del seguro de salud y la dosis prescrita. En general, este medicamento puede ser relativamente costoso sin cobertura de seguro, con precios que pueden oscilar entre los cientos de dólares o euros por un suministro mensual.

Hasta el día que se escribió este artículo, los precios cambian dependiendo la farmacia y zona del país en la que esté el paciente, pues los precios van de $4,350 a $5,400 pesos.

Debido a que Liraglutida es un medicamento para el control de peso y la obesidad, es importante discutir todas las opciones de costo y acceso con un profesional de salud para asegurar una terapia constante y asequible.

¿Cuánto tiempo dura una pluma de Liraglutida?

La duración de una pluma de Liraglutida depende de la dosis diaria que se esté administrando. Generalmente, cada pluma de Liraglutida contiene 18 mg del medicamento. Si un paciente está usando una dosis diaria de 0.6 mg, la pluma durará aproximadamente 30 días. Para una dosis de 1.2 mg diaria, la pluma durará alrededor de 15 días. En el caso de la dosis de 1.8 mg al día, la pluma se agotará en aproximadamente 10 días.

Es importante llevar un registro del uso del medicamento y planificar con anticipación la reposición del mismo para evitar interrupciones en el tratamiento. Además, se debe almacenar adecuadamente la pluma según las instrucciones del fabricante para garantizar su eficacia durante todo el periodo de uso. 

Tags:
Obesidad
Dr. Bernardo Antonio Díaz
Post by Dr. Bernardo Antonio Díaz
mayo 27, 2024
Endocrinología Universidad Nacional Autónoma de México.

Comments