Skip to main content

LA NUEVA FORMA DE TRATAR LA DIABETES Y OBESIDAD

Para quienes vivimos con Diabetes, saber cómo aplicar una inyección de insulina es fundamental. No solo es una habilidad que mejora nuestra calidad de vida, sino que nos brinda una mayor autonomía y control sobre nuestra condición. 

A través de este artículo, explicaremos cómo inyectar insulina de manera correcta y segura.

Aplicar una inyección de insulina_ guía paso a paso

¿Qué es la insulina y por qué es importante?

Antes de sumergirnos en el "cómo", es crucial entender qué es la insulina y su rol en nuestro cuerpo. La insulina es una hormona que ayuda a regular los niveles de glucosa en la sangre. 

Para las personas que viven con Diabetes, la administración de esta hormona es esencial para mantener estos niveles dentro de un rango saludable, evitando así las complicaciones a corto y largo plazo asociadas con la condición.

El suministro de la hormona debe ser exclusivamente prescrito por un profesional médico, sin excepciones.

 
Preparación: antes de la inyección
Elegir el sitio de inyección

La insulina se debe aplicar en áreas donde hay suficiente tejido graso. Los sitios más comunes incluyen:

  • El abdomen, manteniendo una distancia de al menos 2 cm del ombligo.
  • Los muslos, en la parte superior y externa.
  • Los brazos, en la parte posterior del tríceps.
  • La parte superior y externa de los glúteos.

Es importante rotar los sitios de inyección para evitar la lipodistrofia, una condición que afecta la absorción de la insulina.

Temperatura de la insulina

Una pregunta común es a cuántos grados se aplica la insulina. La respuesta es que debe estar a una temperatura fría, entre los 2 y 8ºC, pero sin llegar a congelarse. 

Puedes guardarla en el refrigerador hasta por un mes o a temperatura ambiente hasta por 10 días. Aplicarla a temperatura ambiente facilita una inyección menos dolorosa y una mejor absorción.

Cómo inyectar insulina: paso a paso

Preparación de la jeringa
  1. Lava tus manos con agua y jabón.
  2. Si utilizas un frasco de insulina, ruedalo entre tus manos para mezclar el contenido (no agitar).
  3. Extrae la cantidad prescrita del líquido con la jeringa.
Proceso de inyección
  1. Limpia el área de la piel con un algodón empapado en alcohol.
  2. Pincha la piel con la aguja de la jeringa formando un ángulo de 90 grados.
  3. Inyecta la insulina lentamente y espera unos segundos antes de retirar la aguja.

Cuidados posteriores y almacenamiento
  • Después de la inyección, no masajees la zona.
  • Desecha la jeringa en un contenedor para objetos punzocortantes.
  • Almacena la insulina no utilizada en la nevera, evitando congelarla.
¿Cómo se aplica la insulina con una pluma?

Para quienes prefieren una alternativa a la jeringa tradicional, la pluma de insulina es una opción conveniente. El proceso es similar, pero con la comodidad de dosis preestablecidas y una aplicación más sencilla.

 
Clivi: tu aliado en el manejo de la Diabetes

En Clivi comprendemos la importancia de un manejo adecuado de la Diabetes. Nuestro servicio incluye asesoramiento personalizado y acceso a profesionales de la salud que pueden orientarte en el uso correcto de la insulina y el manejo integral de tu condición.

  • ¿Qué puedes esperar al elegirnos?
  • Asesoramiento personalizado
  • Acceso a profesionales de salud calificados
  • Educación y capacitación
  • Soporte continuo

Nuestro objetivo es que vivas tu vida al máximo, con salud, bienestar y la confianza de saber que tienes un equipo de profesionales apoyándote en todo momento.


Empoderamiento y autocuidado

Dominar la técnica de la inyección de insulina es un paso vital en el camino hacia el empoderamiento y el autocuidado en la vida con Diabetes. Recordemos que cada persona es única, y las recomendaciones deben adaptarse a las necesidades individuales. 

Comments